Bienvenue a mon nouveau Petit Palais

Más reciente

Cuando una puerta se cierra…

… pues dicen que se abre una ventana. En este caso, es otro hueco por internet, donde me han dejado “conservar” mi pequeño Refugio, pero el cual ha quedado totalmente destrozado. No queda nada de él… tan sólo las palabras que sí encajaban con el patrón que ahora quieren que se tenga en los blogs, es decir, todos iguales.

Me dio rabia el terminar cediendo, pero son cuatro años de mi vida que no quería que se perdieran, aunque lo destrozaran y ahora me encuentre recogiendo los pedazos y tratando de reconstruirlos.

Paradojas de la vida.

Tiempo de reconstruir. Aunque es insultante compararlo con lo que estos días está viviendo el pueblo nipon. Quería dejar constancia de la historia, ya recuerdo, de una herida más que acopia el ser humano.

No es mucho, pero al menos, es esperanza… aquí va mi pedacito de papel, directo a todas aquellas almas que ya no están, y a aquellas que sí quedan, pero sumidas en la mayor de las penas.


Quimera

Anuncios

Fin.


Bueno, pues aquí acaba todo. Cuatro años que hoy cierran una
puerta. Sin portazo, sin salida triunfal, sin que las bisagras suenen, sin que
nadie se dé la vuelta ante el estruendo… así de fácil, se pasa página.

Aquí quedan muchas cosas. Recuerdos, lágrimas, alegrías… pero
sobre todo, gente. Cuánta gente se ha ido quedando por el camino. Mientras que
han sido cruces de caminos la gran mayoría, otros habéis aparecido desde rincones
ocultos y con nombres secretos para quedaros conmigo. Y los que siempre estáis
ahí bueno, qué deciros, que yo seguiré estando ahí por siempre para vosotros.

Tan sólo dar gracias. Por haberme motivado a continuar
escribiendo, por haber inspirado tantos escritos tristes y alegres, por haber
caminado conmigo apoyándome, por haberme apuñalado la espalda para que aprenda
la crudeza de la vida.

Pero sobretodo, un gracias especial para todos vosotros que
siempre creísteis y creéis en mí, porque es por vosotros por lo que merece la
pena descubrir que aún existe belleza en este mundo.

Yo seguiré caminando, como siempre he hecho, aunque sea sobre un
suelo de canicas.


Pero siempre con una sonrisa en los labios.



Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Hasta hoy.


Hasta hoy no entendía a tanta gente a la que le leía que le habían cerrado su blog, o que le habían suplantado la cuenta. Hasta hoy, tan sólo había tenido que lidiar una batalla (ganada) con un cerebro sin personalidad mas que para fotocopiar ideas. Hasta hoy.


Hace escasos minutos, me he enterado de que esto del Windows Live tiene un punto y final. Que se acabó lo que se daba, vamos. Y sí, me voy a quedar sin mi espacio. Ya están latentes las amenazas de perderlo todo. Mi tan preciado, trabajado, querido, cuidado, personal e íntimo espacio. Por una simple actualización del sistema, todo lo que he ido construyendo durante estos últimos cuatro años desaparecerá. A menos, claro, que decida actualizarlo, pasando a convertirse en OtroBlogMás.com

Me niego.

He tenido que perder muchas horas perdidas, y otras no tanto, en personalizar mi pequeño rincón, en exponer tal y como siento mis pensamientos e inquietudes. Y no por las horas invertidas, sino por lo que me ha podido ayudar ello. No soy tan ingenua de vivir en el pasado, pero tampoco soy tan estúpida de querer borrarlo. De querer actualizarlo. Estúpidas paradojas…

Me gusta cada vez que entro en él. Siento que es mío, mi imaginación, mis alegrías y mis penas, mis aciertos y mis errores, mis amigos y mis enemigos, mis amores y mis intentos. Quién me iba a decir que algo tan intangible, tan inexistente, tan volátil pudiera dar significado precisamente al sentido de la propiedad. Es mío, y para verlo nacer y crecer han pasado muchas cosas… Ha sido tan protagonista como una servidora de tantos y tantos hechos acontecidos como puedan entrar en cuatro años.

Me da tanta rabia…

Muchos de los que lean ésto pensarán que no tengo nada mejor que hacer que patalear por algo tan estúpido. Sólo les invito a que algo, un trabajo, un proyecto, una rutina, loquesea que signifique para ellos un simple momento donde ser tú mismo, se lo quiten.

Supongo que siempre puede ser peor. Y como dirían los sabios ancianos… más se perdió en la guerra.

Pero eso no quita para que joda…

Lo bueno, es que no me quitan las ganas de seguir escribiendo. Y lo seguiré haciendo… pero veré de lejos a msn, que he aguantado demasiada mierda de cambios y gilipolleces varias… hasta hoy.


Jean-Honoré Fragonard, El Cerrojo

Moralidad Vampírica.

Estoy condenada a seguir haciendo papeles de vampiresa durante toda mi vida.
Creo que es porque la humanidad necesita que le repitan la misma lección de moralidad una y otra vez.

Theda Bara

Aprendizaje.


(…) Desde un punto de vista laico,
David, la conciencia es sólo una especie de censor, un espacio donde se
almacenan las sanciones sociales. Pero en realidad viene a ser algo así
como un intruso, y a menudo nos guía hasta las soluciones adecuadas…
incluso en situaciones que escapan a nuestra comprensión. ¿Me sigues?
(…)

Desesperación.
KING, Stephen.

Photo: Niveles de
conciencia
by feniceo
 ———————————————————————————————

Época de exámenes, y con muchas ganas de desconectar…

Por algo se empieza.

P.D.: Te quiero, tal y como he hecho estos últimos dieciseis meses.

Pequeña, cara, pero fotogénica afición.


Y porqué no hablar sobre ello. Un curiosa
afición que llevo cultivando ya hace un tiempo y no he publicado nada antes por
pereza. Todo empezó por otra afición, la fotografía. Y qué mejores modelos que
las obedientes y pacientes muñecas de colección. Hay muchas, de muchos tipos,
para todos los gustos y de mil estilos más. En tamaños, las hay desde 15 hasta
60 cm, pasando por tamaños intermedios. Pero yo he sentido debilidad por unas
pequeñas "cabezonas" que, no porque sean las mías, me parecen las más
bonitas. Se llaman Pullips. Son muñecas de aproximadamente 30 cm medio
coreanas, medio japonesas de colección, dado su elevado coste y de las más
variadas personalidades, cada una con su peculiaridad y belleza. Con ojos
direccionables y párpados con mecanismo para ser cerrados, les da una sensación
tanto realista como de lo más curioso.

Lo que más me atrae de ellas es lo articulables que son, pudiendo darle una
variedad de formas y poses en una sesión fotográfica, que es lo que me atañe.
Mi colección es bastante modesta (creerme que lo es, tras ver las grandes
colecciones que puede llegar la gente a albergar…), y consta de tres
componentes.

La primera, Ylona (Pullip Neo Noir) me impactó la que más cuando descubrí estas
muñecas, pues tiene un aire inocente pero a la par misterioso. La segunda en
entrar en la familia fue Elisabetha (Pullip Elisabeth), y es una vampira
victoriana, con toda la presencia inquietante que pudiera emanar un ser así.
He de decir que, teniendo ya a la morena y a la rubia, me sentía más que
satisfecha y con suficiente "material" para dar rienda suelta a
mis sesiones fotográficas muñequiles. Pero me pudo un acto impulsivo cuando ví que
estaban vendiendo a una Pullip Cinciallegra, pero sin su ropa de stock y sin su
peluca original. La ví tan entrañable y a la vez, bastante barata para los
precios que suelen alcanzar, que no pude resistirme a ella. Así pues, entró en
casa la tercera nena, casi de casualidad. Aún no tengo pensado su nombre, pero la
peluca blanca con la que la vendían le da una personalidad bastante…
peculiar. Así pues, es mi conejillo de indias, puesto que será a la que le
cambie el cuerpo por otro más articulado, el cual ya está en camino y motivo
por el cual me apetecía al final escribir sobre ello.

Siempre he tenido un sueño de pequeña… hacer una muñeca de trapo. Creo que el haber fomentado esta peculiar colección es signo de ese pequeño sueño. Y, porqué no, no se puede negar que nunca dejamos de ser niños…

Suma y sigue… y punto.


Muerto el perro, muerta la rabia.


Y ahora sí que sí. Sin ningún maldito titubeo más. Sin ninguna inmerecida oportunidad más.

Se acabó.

Sólo
desear que no se encuentre con alguien con un reflejo tan infantil y cobarde como el suyo.

Y a tomar por culo veinte años de amistad. Muy loable por tu parte.

Dí que sí.


Imagen: Viva la Muerte by milafersan.

(Actualización 11/8/2010) se ha descubierto por completo al lobo.
Un último y práctico consejo: ten cuidado con morderte la lengua… morirías de envenenamiento 😉